FAQ

Preguntas frecuentes sobre Gustavo Adolfo Rol
(por Franco Rol, febrero de 2014)

 Rol foto x Faq 1

 

  • 1) ¿Quién era Gustavo Adolfo Rol?

    Un Maestro espiritual de orientación cristiano-católica que vivió en Italia en el siglo XX (1903-1994) dotado de numerosos "poderes paranormales" que él definía como "posibilidades". De familia pudiente, plurilicenciado (derecho, economía, biología clínica-médica), siempre vestido elegante, y provisto de una cultura enciclopédica, amante de las artes, sabía tocar el violín y el piano, y se dedicó a la pintura y al antigüedades después de haber trabajado en un banco casi una década durante su juventud.

    A lo largo de su vida conoció a personajes famosos de su siglo, de jefes de gobierno a artistas, pero también conoció a mucha gente común de todas las profesiones y clases sociales.

    Puso siempre sus "posibilidades" al servicio del prójimo.


 

  • 2) ¿Cuántos y cuáles eran sus poderes paranormales o posibilidades?

    Quien escribe dividió la fenomenología en 49 clases diferentes, aunque contiguas, entre las que se cuentan: clarividencia, telepatía, precognición, retrocognición, telequinesia, materialización y desmaterialización de objetos, bilocación, levitación, viajes en el tiempo, poder de sanación, xenoglosia, fulminación, diagnóstico de enfermedades (endoscopia y visión del aura), traslación o agilidad, etc. Estas posibilidades se manifestaban de forma espontánea, en cualquier situación de la vida cotidiana (por ejemplo, Rol podía detener un extraño por la calle y decirle que se había equivocado al tomar una determinada decisión y que no debía volver a ver a una determinada persona o hacer una determinada cosa, o bien podía invitarlo a hacerse exámenes médicos en una zona del cuerpo concreta, identificando un problema de salud) o mediante experimentos, como él mismo los definía, que hacía en su casa o en la casa de otras personas. Estos experimentos estaban codificados y estandarizados, y repetían siempre los mismos esquemas, que podían ser asemejados y verificados constantemente por los presentes (en general de 5 a 10 personas), quienes, por otra parte, participaban activamente en el desarrollo de los mismos mientras que Rol sólo les daba unas pocas indicaciones. Se decidía un tema de conversación, por ejemplo el arte moderno, y Rol le pedía a los presentes que le indicaran una característica particular de este arte o una lista de pintores, luego se extraía al azar, a menudo con los naipes, la respuesta o la opinión que se debía elegir; se decidía luego buscar dicha respuesta u opinión en una enciclopedia o en un libro cualquiera de la casa o traído por alguno de los participantes, usando nuevamente los naipes como sistema de elección casual: por ejemplo, un invitado escogía un libro, otro tomaba, de una baraja traída por él, aún cerrada y que Rol nunca había tocado, tres naipes al azar que habrían indicado la página (las figuras valían cero), y a un tercer invitado Rol le preguntaba si prefería el primero o el último renglón, o bien otro cualquiera. Al término de estas elecciones aleatorias se abría el libro establecido, en la página establecida, en el renglón establecido y se encontraba la misma frase dicha casualmente por uno de los presentes al comienzo del experimento. En otros experimentos todos los presentes escogían una hoja de papel A4 de una resma nueva, la doblaban en cuatro u ocho, la guardaban en el bolsillo o en el escote del vestido, luego se escogía el tema y, a través de un procedimiento análogo al anterior, la frase podía aparecer escrita en una de las hojas de los presentes, podían aparecer acuarelas con la pintura fresca, o cualquier tipo de imagen, escritura o dibujo referido al tema escogido fortuitamente al comienzo del experimento. En el medio de la hoja también podía hacer aparecer un objeto de pequeñas dimensiones, como una medalla, una moneda, un colgante, etc. En otros experimentos se materializaban objetos más grandes en lugares de la casa que escogían los presentes.


 

  • 3) ¿Rol nació con estas posibilidades o las descubrió en un determinado momento de su vida?

    Rol era un niño introvertido y sensible, muy intuitivo, características que lo predispusieron a emprender un camino de observación de la realidad y de sí mismo como percibiendo la existencia de una dimensión superior y más compleja que la humana, rápidamente calificada como espiritual. El entrelazamiento de la inspiración mística y el análisis racional de aquello que lo rodeaba, junto con la curiosidad, la testarudez y la voluntad, lo condujeron, a los 22 años, a la convicción de que habría podido adivinar el color de los naipes sin verlos, al pasar casualmente frente a una tienda donde estaban expuestas varias barajas. Fue un desafío que comenzó casi como un juego, pero después de dos años de intentarlo, finalmente logró adivinar los 52 naipes de una baraja. Aquel día, era el 28 de julio de 1927 y se encontraba en París, escribió en su agenda:

    «He descubierto una tremenda ley que une el color verde, la quinta musical y el calor. He perdido la alegría de vivir. La potencia me da miedo. ¡No escribiré nada más!”».

    A partir de aquel momento, en los años sucesivos, desarrolló todas sus posibilidades.

    Rol giovane 1924


 

  • 4) ¿Qué significa esta "ley" que él descubrió y por qué la considera "tremenda"?

    Ante todo, veamos esta declaración de Rol de 1987: «Empecé con los naipes: ¿por qué no sería posible conocer el color de un naipe cubierto? Lo intenté una y otra vez por mucho tiempo sin obtener algún resultado. Luego, un día mirando un arco iris, tuve la inspiración: me di cuenta de que el verde era el color central, era quien tenía unidos a todos los demás colores. Medí la vibración del verde y descubrí que era la misma de la quinta musical, y que correspondía a un cierto grado de calor. Así comencé a adivinar exactamente todos los naipes y, poco a poco, a hacer todas las otras cosas...». Más allá de las efectivas relaciones físicas, esta "ley" se puede colocar en la perspectiva del yoga y, en general, en una condición de la mente tal que durante un profundo estado meditativo se pueda visualizar el color verde y simultáneamente "sentir" con el oído interior una quinta musical (es decir, un acorde de dos notas, como por ejemplo do-sol) análoga al Om de la tradición hindú. En esta condición es posible llegar a desarrollar un "calor psíquico" análogo al prana o al tum-no de la tradición tibetana, que crea condiciones favorables de sensibilidad y percepción y puede conducir a un estado no dual, es decir, a una condición de separación absoluta que favorece el afloramiento de determinados poderes psíquicos. Esto sin embargo no es más que el inicio del camino. Para Rol esta ley es "tremenda" por sus características de choque psíquico y de despersonalización de quien la experimenta. La Potencia del Espíritu no es "manejable" para quien no está preparado para recibirla, y es por esto que existe una historia milenaria en todos los pueblos en los que se transmiten enseñanzas de un Maestro a un discípulo, o también por canales más sutiles, y que están comprendidas en cánones sustancialmente bastante estandarizados y que forman las reglas de la iniciación. La falta de un Maestro no impide el acceso a esta Energía-ausencia-de-Energía, pero lo dificulta haciéndolo también más peligroso, pues puede llevar al desequilibrio psíquico e incluso a la muerte. Después de su descubrimiento, Rol pasó al menos un año con graves problemas de salud.


 

  • 5) ¿Por qué decía que no tenía nada que ver con la parapsicología y negaba ser un médium, sensitivo o mago?

    Cualquier Maestro espiritual auténtico se declararía ajeno a la parapsicología, y Rol es en el Occidente el primero y el único "sujeto" dotado de posibilidades paranormales que niega su condición, aún en este ámbito de estudio, condición que por el contrario es bien aceptada y hasta buscada por aquellos que Maestros no son. Un Maestro realizado, o una persona que ha alcanzado un nivel espiritual elevado y al mismo tiempo ha demostrado poseer estas posibilidades, que en ámbito cristiano se consideran generalmente carismas o dones del Espíritu, y en Oriente siddhi, o cumplimientos/logros (y se puede hablar en tal caso de Siddha Guru), considera la atención dedicada por la parapsicología a los "poderes de la mente" como totalmente desproporcionada respecto a su valor real, que es sólo secundario e instrumental para una enseñanza espiritual (es decir, una comprensión real de este mundo y de las dimensiones conectadas con él). Si para el ser humano común estas cosas representan una especie de conquista en el plano evolutivo, para el ser realizado no son más que las consecuencias de su estado, a las que da una importancia muy relativa y útil casi solamente para la conversión del prójimo.

    En sus orígenes, la parapsicología estudiaba sobre todo a las personas en estado de sonambulismo o trance inducido por las prácticas del mesmerismo, luego comenzaron a aparecer en el curso del siglo XIX personas que se provocaban estos estados, o bien los médiums, probando en los casos auténticos poderes psíquicos fuera de lo común. Pero no es difícil lograr la inducción o la autoinducción de dichos estados, y nada tiene que ver con la integridad que puede demostrar un Maestro, quien no sólo no necesita perder su conciencia sino que también posee una vasta gama de posibilidades a las que los médiums no pueden acceder y una conciencia capaz de elevar a quienes están a su alrededor. Rol no entraba en trance, tenía posibilidades mucho más amplias que las de cualquier médium estudiado por la parapsicología y su influencia espiritual se está difundiendo también, y sobre todo, después de su muerte.

    A diferencia del médium, el mago mantiene su estado de conciencia y ciertamente un Maestro es también mago, pero él no es un mago. Un mago auténtico que no sea maestro es un individuo no evolucionado espiritualmente y, sin duda, muy limitado a la hora de expresar su "magia". Al igual que el médium, él también alcanza determinadas posibilidades de la psique humana y de la naturaleza, pero no es capaz de elevarse más allá de ellas (pues no está en condiciones de renunciar completamente a su propio ego, mientras que en el caso del médium hay un sometimiento total, por no decir posesión, a fuerzas que no puede manejar). En cambio, si consideramos la palabra "sensitivo" como un adjetivo, entonces un Maestro —como en el caso de Rol— es también un sensitivo, mientras que no es sólo un "sensitivo" si la consideramos como un sustantivo, en cuyo caso indica una persona que no ha recorrido necesariamente un camino espiritual o esotérico, y que no presenta alteraciones del estado de conciencia, pero está espontáneamente dotada de una sensibilidad no común capaz de expresar algunos poderes psíquicos básicos como la clarividencia, la telepatía y la precognición, pero nunca de forma perentoria y precisa (como en el caso de Rol), sino de forma más vaga o esporádica aunque con resultados positivos por encima de la media estadística. Es esta última categoría de personas que en efecto la parapsicología ha principalmente buscado en la segunda mitad del siglo XX, intentando experimentos estadísticos con personas comunes para ver si alguna de ellas era más "sensitiva" que otras, con resultados que sin embargo, vistos desde una óptica espiritual, son bastante poco interesantes aunque estén por encima de la media estadística.


 

  • 6) ¿Rol alguna vez dio una definición de sí mismo?

    Además de lo que ya hemos visto, Rol también negó ser una persona especial, como por ejemplo cuando le respondió a un periodista: «¿Está seguro de que yo soy importante para su investigación? Yo soy una persona normal. No tengo nada que ver con los médiums, los sanadores, los espiritistas que usted entrevista. Aquél es un mundo lejano de mi mentalidad. Mis modestos experimentos pertenecen a la ciencia. Son cosas que en un futuro todos los hombres podrán realizar».

    Quizás la primera y una de las raras veces que Rol dio una definición de sí mismo, fue en un artículo de 1977 de la revista Gente, firmado por Renzo Allegri, pero escrito por Rol en tercera persona:

    «Rol no es solamente "el hombre del imposible" (...) [él] trabaja y se dedica constantemente al prójimo».

    Al final de los años 80 sugirió a la periodista G. Dembech el título para uno de sus libros sobre él: "Gustavo Adolfo Rol. El grande precursor", queriendo destacar con esto una función precisa en una perspectiva histórica.

    Así pues, es el hombre del imposible y el grande precursor, al que hay que agregarle otra importante definición escrita por él mismo en 1978, aquella del libro "Io sono la grondaia"[N.d.T.: Yo soy el canalón]:

    «Tengo necesariamente que actuar con 'espontaneidad', casi como 'bajo el impulso de un orden ignoto" como dijo Goethe. Me definí como "el canalón que encanala el agua que cae del tejado". Por ende, no hay que analizar el canalón sino el agua y los motivos por los que "esa Lluvia" se manifiesta. No es estudiando estos fenómenos aguas abajo que se puede llegar a establecer la esencia, sino más arriba, donde se encuentra el "espíritu inteligente" que ya forma parte de aquel Maravilloso que no es necesario identificar con Dios para reconocer su existencia. En el Maravilloso se encuentra la Armonía resumida del Todo y esta definición es válida tanto para quienes admiten como para quienes niegan la existencia de Dios». 


 

  • 7) ¿Rol hacía sesiones espiritistas?

    No. En una sesión espiritista, generalmente un grupo de personas se encuentra alrededor de una mesa y con la dirección de un médium en trance o bien sin él, entran en contacto con uno o más supuestos espíritus de difuntos, o simplemente por invocación —con las manos de los presentes apoyadas sobre la mesa en contacto unas con otras— o empleando una tabla con las letras del alfabeto, donde el médium sólo o con los presentes, deja que un "espíritu" responda a sus preguntas usando la mano que se mueve autónomamente desplazando algún tipo de indicador para determinar las letras de la respuesta. Rol nunca hizo cosas semejantes dado que: 1) no caía en trance; 2) no invocaba a ningún difunto, ya que sostenía que "los difuntos no están entre nosotros", pero en algunos casos pedía la ayuda —si así se puede decir— de aquello que él llamaba "espíritu inteligente" (véase más adelante); 3) el fin de sus experimentos era diferente al de las sesiones espiritistas: en estas últimas se busca obtener información sobre el "más allá" o el consuelo de un pariente fallecido, mientras que los experimentos de Rol buscaban demostrar tanto el potencial del ser humano cuando sabe entrar en sintonía con una dimensión más profunda del Cosmos, como la efectiva realidad de esta dimensión misma, espiritual, sin tiempo e identificable con Dios. La única excepción a la regla de que "los difuntos no están entre nosotros" Rol la hacía para consolar a quienes acababan de perder un pariente, diciéndoles que lo veía a su lado y dando un retrato preciso de la persona en cuestión. Sin embargo, se trataba de situaciones especiales, extremadamente privadas y sin algún tipo de ceremonia, y de todas formas, no se trataba del verdadero difunto sino de su "espíritu inteligente".


 

  • 8) ¿Qué es el "espíritu inteligente"?

    Rol afirma que cada cosa animada o inanimada posee un "espíritu", y así el ser humano, que a su vez tiene la cualidad de "inteligente" por las características peculiares de su conciencia. Estos dos tipos de "espíritus", diferentes sólo por el grado, existen tanto durante la existencia de la cosa o del ser humano, como sucesivamente a su destrucción, o bien la muerte. Se trata de una especie de "película" de la cosa o del individuo, una reproducción suya que contiene toda la información que le concierne, toda su historia, desde el nacimiento hasta la muerte. Por ejemplo, si Rol le pide al "espíritu inteligente" de Leonardo da Vinci que participe en un experimento y materialice una pintura en una hoja de papel blanco, la "memoria etérea" de Leonardo, conservada en el Archivo del Universo, podrá realizarla gracias a la mediación de Rol, como si fuera un catalizador y revitalizador de dicha memoria... Sin embargo, la pintura que el espíritu inteligente de Leonardo realizará entrará en los cánones artísticos de su talento, y no podrá pintar con un estilo distinto del suyo ni podrá representar sujetos que en vida no haya representado, así como el personaje de una película no puede voluntariamente cambiar su rol o hacer cosas diferentes de las que hizo en aquella película. Se deduce además, siguiendo la analogía antedicha, que se puede identificar el "alma" con el actor, quien podría también interpretar otros roles. Según Rol, de hecho, «el alma vuelve a Dios», una expresión susceptible de varias interpretaciones. La Tradición metafísica sostiene que un Maestro iluminado puede regresar a la Tierra voluntariamente para continuar o completar una misión de carácter espiritual. Distinto sería el destino para quienes por el contrario en vida no han alcanzado un nivel espiritual suficiente tal que permita la supervivencia después de la muerte. De hecho quien se ha quedado en el nivel de la materia, a la materia regresará...


 

  • 9) ¿Rol creía en la reencarnación?

    No, si bien es un tema controvertido. Algunas personas (una minoría) sostienen que Rol creía en la reencarnación; son en general quienes ya creían en esta teoría antes de conocerlo y han interpretado algunas de sus alusiones o metáforas en sentido literal, confirmando sus creencias. Quien escribe ha tratado ampliamente la cuestión en el libro Il simbolismo di Rol, demostrando, basándose en las declaraciones del mismo Rol y de la tradición metafísica, que él no creía en la reencarnación. Desde un punto de vista exotérico, ciertamente la teoría en cuestión satisface la razón... En ella hay una parte de verdad, como hay una parte de verdad en el relato del Génesis sobre Adán y Eva. Pero seguramente no desde un punto de vista literal. En el ámbito de las declaraciones de Rol, él afirmó:

    «Todo lo que hasta hoy se ha pensado y se ha hecho en el campo de lo sobrenatural está muy lejos de la verdad. Los conceptos que se conocen sobre espiritismo y, principalmente, sobre la reencarnación, son inadecuados y hasta inclusive falsos» (carta autógrafa, 1951)

    «¡No existe la reencarnación, no lo creo!» (grabación de audio, años 70)

    A raíz de un artículo de una periodista que había escrito que Rol «se refiere a sí mismo como una reencarnación» de Napoleón Bonaparte, Rol había contestado en una carta a la revista:

    «No existe mentira más grande: una afirmación semejante contrasta con cada uno de mis principios religiosos y filosóficos». (1987)

    Por último, la afirmación de algunas personas de que Rol era ambiguo sobre este tema para no oponerse a la Iglesia Católica no tiene ningún fundamento. Las declaraciones apenas citadas, sin el filtro de terceros, no dejan espacio a las ambigüedades.


 

  • 10) ¿La Iglesia Católica alguna vez expresó una opinión oficial sobre Rol?

    No, pero son notorias las demostraciones personales de estima de algunos eclesiásticos, como el cardenal Maurilio Fossati, que fue Arzobispo de Turín, o Don Andrea Bava, que celebraba misa en la parroquia de San Vito.

    Don Piero Gallo, que fue párroco de la iglesia de los Santos Pietro y Paolo en el barrio de San Salvario, barrio en el que vivía Rol, quien no conoció más que fugazmente el hospital Molinette poco antes de morir, pudo formarse una opinión en base a los testimonios de muchas personas que en el barrio lo habían conocido, declarando en varias oportunidades que Rol «hizo brillar la inteligencia de Dios en muchos lugares», y fue un «hombre extraordinario... caritativo, afectuoso, humilde y siempre optimista, aún en el sufrimiento, una clara marca mariana... por haber hecho remontar sus poderes a Dios. (...) Se puede afirmar que vivió una "santidad laica" por lo que hizo por los humildes, los necesitados y quienes sufren...» y por último «con el ejemplo hizo que muchos individuos se acercaran aún más a la Iglesia».

    El escritor católico Vittorio Messori, quien conoció a Rol, escribía en 2004 que su vida había sido «no sólo una vida de caballero honrado sino también de creyente practicante, que a menudo alguien descubría absorto en la oración en una de las capillas en penumbra de la Consolata... Si me quiso conocer fue porque quería felicitarme por las cosas "católicas" que escribía y que me confirmó más de una vez —también en la última llamada telefónica que me hizo— que se reconocía totalmente en la ortodoxia de la Iglesia».

    La periodista de “Avvenire”, Monica Mondo, que conoció a Rol, escribió en el periódico católico que «había dicho con Rol unas cuantas Avemarías», y que a él, «que nunca hizo gala y nunca pidió nada para sí, le importaba realmente hacer el bien, entregarse a los enfermos, ayudar con dinero, una buena palabra o su virtud que ni él mismo lograba explicarse (un don de Dios, decía, del que debo rendir cuentas, y usar para Dios)».

    Rol se relacionó con todos los niveles de la jerarquía católica, llegando, según parece, a encontrar también al Papa Pío XII. Su consideración por la institución de la Iglesia, así como por los santos de su tradición, era relevante, muy respetuosa y devota. Conoció a San Pio da Pietrelcina en San Giovanni Rotondo, del que tenía una foto en el escritorio de su despacho, junto a las del párroco de San Secondo de Pinerolo, don Giovanni Battista Martina, que consideraba un santo, y padre Eugenio Ferrarotti, quien fue sacerdote primero en Turín y después exorcista en Génova en los años 50.

    El hecho de que la Iglesia aún no se haya expresado oficialmente se debe, con toda probabilidad, al querer esperar un cuadro más completo de los acontecimientos humanos y espirituales de Rol, cuyos pormenores salieron a la luz, y aún hoy siguen emergiendo, sólo en los últimos años.


 

  • 11) ¿Qué es la "conciencia sublime"?

    Rol dio varias definiciones, una de las cuales es la siguiente:

    «El estado de conciencia sublime es la unión con lo absoluto, un Todo, una totalidad sin separación alguna».

    Es gracias a este estado que Rol era capaz de expresar sus posibilidades y hacer sus experimentos.

    Quien escribe relacionó la conciencia sublime con estados análogos de las tradiciones metafísicas, como por ejemplo el nirvana o samadhi de la tradición hindú. El Maestro realizado que ha alcanzado este nivel espiritual obtiene como consecuencia no buscada aquellas que dicha tradición conoce con el nombre de siddhi, que son precisamente las posibilidades de Rol.


 

  • 12) ¿Rol pedía dinero para mostrar sus experimentos o para dar sus consejos "paranormales" a quienes se le acercaban?

    No, de ninguna manera, hubiera sido absurdo e inconcebible para un Maestro como él (y para cualquier otro Maestro auténtico), que tenía como único objetivo ayudar al prójimo y demostrar, en lo posible, la existencia de Dios y que "la muerte no existe". Más bien fue Rol quien donó dinero tanto a particulares como a instituciones benéficas, a menudo anónimamente.


 

  • 13) ¿Cuál era su fuente de ingresos?

    Rol nació en una familia pudiente, si bien trabajadora. Sin embargo, nunca fue un mantenido y comenzó a trabajar a los 22 años como funcionario del instituto bancario Banca Commerciale Italiana, del que su padre Vittorio había sido fundador y director de la sede de Turín. Se trasladó en varias filiales en Europa (Marsella, París, Londres, Edimburgo, Génova, Casablanca, Sestriere) a lo largo de casi una década, hasta su renuncia en 1934, pocas semanas después de la muerte de su padre.

    Durante su permanencia en Marsella (1925-1926) tuvo algunas dificultades económicas por querer mantenerse exclusivamente con su salario, sin ayuda de la familia. Por esto, completaba sus ingresos tocando el violín en los cines como acompañamiento musical de las películas mudas.

    Tras la muerte de su padre, Rol administró los bienes de la familia y comenzó a trabajar freelance como anticuario y traductor de inglés y francés, y a vender también los primeros cuadros. En los años 40 abrió una tienda de antigüedades en el centro histórico de Turín, que tuvo hasta los años 60, cuando la pintura se transformó en su única (y ocasional) fuente de ingresos. Una atenta administración de sus recursos a lo largo de los años le permitió una vejez sin preocupaciones económicas, pudiendo emplear todo el tiempo posible en hacer del bien al prójimo.


 

  • 14) ¿Las pinturas de Rol se pueden ver en algún museo? ¿Existen catálogos?

    Rol pintó unos cien cuadros, tal vez 150, de momento no existe un catálogo general de sus obras sino solamente dos catálogos parciales que se refieren a las dos muestras llevadas a cabo en 2000 en el Sermig de Turín y en 2005 en el castillo de Guarene, en la provincia de Cuneo (unas cincuenta piezas en total). Por el momento, forman parte de colecciones privadas y no están previstas otras muestras.


 

  • 15) ¿Por qué Rol se hizo famoso sobre todo después de su muerte?

    Rol nunca buscó estar en el candelero, mantuvo siempre un perfil reservado y a menudo pidió a los pocos periodistas que conoció, así como a sus amigos, que hablaran de él sólo después de su muerte. Esto porque una exagerada atención de los medios de comunicación le habría impedido, en primer lugar, vivir tranquilo y en segundo lugar, servir al prójimo de forma precisa y eficaz pues habría tenido que dejar sin respuesta los innumerables pedidos de ayuda que le habrían llegado ni bien sus posibilidades se hubieran vuelto de dominio público, por no hablar de los eventuales mitómanos o fanáticos. La última cosa que Rol deseaba era ver la cola fuera del portón de su casa, o a sí mismo llamado en causa aquí y allá en debates televisivos.


 

  • 16) ¿Rol tuvo discípulos o adeptos? ¿Quiénes son las personas que testimoniaron o testimonian sobre él?

    No, no hay ni discípulos —porque Rol nunca se presentó "oficialmente" como un Maestro—, ni adeptos, porque no estaba a la cabeza de ninguna secta o sociedad secreta. También bajo este punto de vista, él era una persona aparentemente normal, rodeado de amigos y conocidos, a menudo frecuentando personajes de la alta sociedad internacional, sea porque por tradición familiar era su ambiente ideal, sea porque buscando influenciar positivamente a quienes estaban en la cima podía esperar obtener resultados "en cascada" aguas abajo. Esto no le impidió frecuentar todas las clases sociales y categorías profesionales, y quienes hoy testimonian sobre él son muchos de aquellos que lo conocieron como amigos, conocidos o también testigos casuales de situaciones únicas sin saber quién era.


 

  • 17) ¿Rol sólo hacía los experimentos en su casa?

    No, por el contrario podríamos decir que los hacía principalmente en casa de terceros, a menudo de sus amigos. También esto era una forma de desviar la atención de él y su contexto, puesto que su apartamento de Turín, con vista al Parque del Valentino, estaba amueblado elegantemente con preciosas antigüedades y reliquias napoleónicas, casi como una casa museo de atmósfera muy sugestiva. Para evitar por tanto una cierta sensación de cohibición que el personaje y su contexto podían suscitar en algunos, Rol escogía los apartamentos más "normales" de sus amigos, donde podía estar a gusto y poner a gusto también a sus invitados, que así sentían que Rol era un invitado más, uno de ellos, un "par", lo cual favorecía un ambiente relajado y cordial, una condición muy importante para el logro de los experimentos. Por ejemplo, en los años 60 a Rol le gustaba ir a la casa de Franca Pinto o a la de los cónyuges Pierlorenzo y Giuliana Rappelli o a lo de sus primos Franco y Elda Rol, en los años 70, a la casa de los cónyuges Giorgio y Domenica Visca o a la casa de Remo Lugli, etcétera.


 

  • 18) Algunas personas sostienen que Rol era sólo un sofisticado ilusionista, ¿por qué?

    Se trata de una afirmación común entre los ilusionistas que no conocieron a Rol y en general, entre todos los escépticos o los dudosos que no han ahondado en su historia. Los motivos principales sobre los que se basa este punto de vista son tres: 1) Rol a menudo empleaba naipes de juego; 2) Rol nunca se sometió a un control científico según los estándares de la ciencia moderna; 3) la variedad y extraordinariedad de los prodigios y milagros que se le atribuyen es sencillamente imposible, fruto de trucos, sugestión o invención de los mismos testigos. Por otro lado, lo "paranormal" nunca ha sido demostrado.


 

  • 19) ¿Rol alguna vez hizo juegos de manos?

    Podemos dar una respuesta basándonos en dos elementos: 1) los testimonios sobre él; 2) los experimentos. En el primer caso, nunca nadie contó haberlo visto realizar juegos de manos en edad adulta, mientras que hay una tergiversación de un periodista sobre el hecho de que a Rol de niño a veces le gustaba recrearse con los juegos de manos. En realidad quien escribe llegó hasta la fuente de este relato (una sobrina argentina de Rol nacida en 1926, cuando él ya tenía 23 años) quien había simplemente declarado que cuando Rol era joven (y no de niño) hacía "juegos" con los naipes, lo cual es cierto, puesto que comenzó a experimentar a los 22 años con los naipes, que son la base de su descubrimiento. Y puesto que estos juegos, que en realidad son experimentos, nada tienen que ver con la prestidigitación (quien escribe no sólo los ha presenciado, sino que también concuerda con Rol que quienquiera, en sus mismas condiciones, sería capaz de realizarlos), por lo que se deduce, en lo que concierne a la actual biografía de Rol, que él nunca hizo juegos de manos. Alguna vez hizo bromas a alguien para poner a prueba su sentido crítico, o incluso sólo para reírse, pues Rol también era un grande bromista, es más, aprovechaba las situaciones graciosas para desdramatizar los "juegos" verdaderos que podían dejar consternados, por no decir en pánico, a algunos de sus invitados durante el primer encuentro.


 

  • 20) ¿Alguna vez alguien declaró haber descubierto algún tipo de truco o engaño en sus experimentos?

    No, nadie que haya conocido y frecuentado a Gustavo Adolfo Rol lo ha declarado (y han pasado casi 90 años desde que comenzó a manifestar sus posibilidades, es decir, en 1927 y a 20 de su muerte, en 1994 ).


 

  • 21) Los ilusionistas afirman que pueden repetir todos los prodigios de Rol, ¿es cierto?

    Sí, muchos ilusionistas han afirmado que pueden repetir todos los fenómenos que se le atribuyen a Rol. Pero se trata de puro y simple ilusionismo verbal y mediático... pues es imposible repetir la mayor parte de estos fenómenos. En general, aquello que los ilusionistas son capaces de repetir son los efectos de algunos fenómenos que se le atribuyen a Rol, mientras que aquello que no son absolutamente capaces de repetir son las condiciones en las que Rol se ponía o se encontraba. Para hacer un ejemplo muy banal que ya hicimos años atrás, se podría repetir el efecto de Jesús que camina sobre el agua (como lo hizo el ilusionista Dynamo sobre el Támesis), pero no las condiciones en las que él se encontraba (el plexiglás transparente aún no se había inventado ni tampoco el montaje experto de los fotogramas del evento...). En ciertos casos ni siquiera se puede repetir el efecto, y aquí no alcanza el espacio para hacer una lista completa de cuáles episodios o fenómenos es imposible repetir, pero pensemos ante todo a los casos de clarividencia, de telepatía, de curación y de precognición (el caso "Cini" podría ser el ejemplo ideal, aunque podríamos citar muchos más), pero también pensemos a los naipes (véase más adelante).


 

  • 22) ¿Rol alguna vez aceptó mostrar sus experimentos a algunos ilusionistas?

    Sí, nunca tuvo prejuicios hacia esta categoría, también porque seleccionaba las personas según su corazón y no según la profesión, o bien basándose en una especie de estrategia de iniciación (que no siempre parece haber tenido éxito, como en los casos de personas que luego lo desilusionaron). Los ilusionistas que conocieron a Rol son cinco, dos profesionales de nivel internacional (Alexander y Binarelli), y tres aficionados (Ermanno y Carlo Buffa di Perrero, Giuseppe Vercelli). Los cinco tuvieron una excelente opinión de Rol, cuatro de ellos vieron los experimentos (excepto Alexander, que relató un episodio personal de clarividencia), y tres de ellos lo contaron por escrito o con entrevistas (excepto Ermanno Buffa di Perrero, padre de Carlo, fallecido en 1982). Los tres coinciden en sostener, al igual que otros cientos de testigos, que en los experimentos de Rol que ellos vieron no había ningún truco. En particular Carlo Buffa varias veces intentó "enredar" amigablemente a Rol para ver si, cambiando sin aviso previo las condiciones del experimento, el mismo sería de todos modos exitoso. Y el experimento siempre salía bien.


 

  • 23) ¿Por qué muchos experimentos se basaban en los naipes?

    Como ya hemos visto, los naipes eran la base del descubrimiento de Rol. Pero más tarde el uso que él hizo de estos naipes estaba relacionado con su función de instrumento matemático, o bien, de generador de un orden a partir de condiciones aleatorias. Dicho orden se construía casualmente no obstante de forma teleológica con la participación de todos los presentes, y Rol no actuaba más que como motor inmóvil, como un director de orquesta que se limita a coordinar los diferentes instrumentos.

    Explicar en pocos renglones cómo los naipes se empleaban en ciertos experimentos es imposible. Nos limitamos a repetir lo que ya hemos escrito en otro lugar, es decir, cómo funcionaba el esquema más sencillo:

    «Un experimento “fácil”, para comenzar la velada, se podía realizar con dos barajas: se invitaba por ejemplo al invitado A a tomar su baraja, jamás tocada por Rol, a mezclarla, y a colocarla luego delante de sí cortándola en un punto cualquiera, mostrando el naipe del corte, supongamos el as de corazones. Rol invitaba luego al invitado B a tomar su baraja, a mezclarla y a colocarla delante de sí, y entonces, para usar un método diferente y siempre totalmente aleatorio, le preguntaba al invitado C un número de 1 a 52; él por ejemplo decía 22 y entonces Rol le decía al invitado B “saque 21 naipes de la cima de su baraja, luego nuevamente el vigésimo segundo: debería ser el as de corazones”. El invitado B sacaba los naipes uno por uno con circunspección, llegaba al vigésimo segundo, lo daba vuelta y era el as de corazones.

    Los experimentos continuaban luego más o menos con el mismo esquema, aumentado cada vez más la complejidad o la aleatoriedad, preguntando por ejemplo al invitado D la primera palabra que se le ocurría, pidiéndole luego que contara las letras de aquella palabra y que las sumara a las letras de otra palabra dicha por el invitado E poco antes, para luego ir a buscar un libro cualquiera en una biblioteca y buscar el capítulo cuyo número ha sido determinado por la suma anterior, y en esta página, la primera palabra o el primer renglón era igual a aquello que Rol, antes del experimento, había escrito en una hoja delante de él y mostrado a los presentes. Y así sucesivamente, en orden creciente. A menudo se realizaban unos diez experimentos semejantes durante una velada».


 

  • 24) ¿Qué pensaba de la ciencia? ¿Conoció a algún científico?

    Rol una vez dijo que si su predisposición no lo hubiera llevado a una investigación fundamentalmente espiritual, seguramente habría dedicado su interés principal a la ciencia. Por otra parte, conocía muy bien la física, la biología y la medicina y apreciaba las conquistas científicas, al menos hasta que las mismas no se oponían al desarrollo espiritual de los seres humanos. En ámbito médico, él siempre envió a quienes necesitaban curas a los especialistas y a la medicina oficial, antes de intervenir eventualmente él mismo con sus posibilidades terapéuticas. Encontró muchos científicos, incluso famosos (como Albert Einstein y Enrico Fermi) y predijo que en un futuro no muy lejano la ciencia explicaría sus experimentos y los mismos formarían parte de ella.


 

  • 25) ¿Por qué no se sometió a una verificación científica de sus posibilidades?

    Rol no era contrario a una experimentación científica de sus posibilidades, es más, se puede decir que toda su vida buscó a alguien en el campo científico que fuera adecuado para acoger sus conocimientos y se prestara a un aprendizaje largo y meticuloso como generalmente sucede en el campo espiritual (en tales casos se habla de iniciación). Ninguna experimentación que no hubiera respetado este criterio habría podido ser contemplada, por la naturaleza misma de las cosas, no por un capricho de Rol. Por el mismo motivo por el cual sería impensable poner un jet supersónico en las manos de un niño, o usar textos universitarios en la escuela primaria, la ciencia de Rol, que era Ciencia Sagrada, presuponía y presupone toda una serie de preparativos no sólo cognitivos sino sobre todo empáticos, es decir que el individuo que quiere aprender debe ser maduro interiormente, debe haber subyugado su propio ego, no debe tener intereses personales, debe haber desarrollado cualidades como la intuición, la imaginación, la espontaneidad, debe poder calmar totalmente la mente, etc. O bien: antes de pasar a la fase "operativa" de la mecánica de los experimentos de Rol, un aspirante discípulo tiene que haber recorrido una buena parte del camino de la elevación espiritual. Rol sostenía che cualquier persona, en sus condiciones, habría sido capaz de hacer sus mismos experimentos. El punto es que hay que alcanzar esas condiciones... En una conversación registrada en los años 70 y publicada en Il simbolismo di Rol, Rol le dice al periodista Remo Lugli:

    «Mira, Lugli, si tuvieras veinte años y si yo supiera que tengo los recursos para mantenerte sin que tu tengas que trabajar, te metería de cabeza y en diez años te pondría en condiciones de hacer todas las cosas que yo hago...».

    Además de la preparación de los "examinadores" de Rol, que hubieran debido ser personas preparadas y con las que Rol tuviera una relación de amistad y confianza, un elemento esencial para el logro de los experimentos, que también está relacionado con el requisito previo apenas mencionado, era el hecho de que Rol pudiera sentirse a gusto y no vinculado a un condicionamiento psicológico como el tener que hacer un cierto experimento, o repetir varias veces el mismo esquema de experimento para llegar a un resultado preestablecido. Su estado de ánimo era un elemento fundamental para la dinámica de los experimentos y no podría ser de otro modo dado que está involucrada la conciencia —específicamente aquella que Rol llamaba conciencia sublime— y hay una relación imprescindible entre ella y la materia, entre ella y el tiempo, entre ella y el espacio, etc.

    La conciencia sublime es como la famosa cristalería donde sería mejor que no entraran los elefantes... Y creemos por ahora que nos hemos explicado.


 

  • 26) ¿Existe una explicación científica de sus experimentos?

    Aún no se ha realizado una formulación integral, pero quien escribe ya ha dado en varios contextos elementos suficientes para saber adónde mirar. Ninguna formulación científica puede de todos modos ser exhaustiva sin las correctas premisas espirituales, y por razones de simplicidad hemos indicado el punto de inicio en la teoría y práctica del yoga, el cual deberá ser integrado, evidentemente, con algunas de las teorías de la física, sobre todo las del siglo XX.


 

  • 27) ¿Rol alguna vez escribió y publicó libros?

    Además de todas las cualidades personales y artísticas, Rol también era un excelente escritor. Así lo describía Alberto Bevilacqua en 2000: «...uno se encuentra ante un escritor de rara intensidad, un pensador, y un filósofo de credo religioso, de gran envergadura».

    Bevilacqua comentaba el libro de los escritos autógrafos de Rol, coordinado por Catterina Ferrari después de su muerte (“Io sono la grondaia...” Diari, lettere, riflessioni di Gustavo Adolfo Rol, Ed. Giunti, 2000), uno de los textos más importantes que le conciernen pues fue “escrito” por él. Otros diarios y cartas fueron publicados después de su muerte, pero Rol nunca publicó nada en vida. Durante su juventud, antes del descubrimiento de 1927, estaba escribiendo un libro de filosofía y pensamientos espirituales pero dejó de lado el proyecto. En los años 50 le declaró a un periodista que estaba escribiendo un libro intitulado "Le quattro mura intorno" (Las cuatro paredes alrededor), que por el momento no ha sido publicado y no es seguro que aún exista.


 

  • 28) ¿Cuántas son las biografías o los ensayos publicados sobre él?

    Hasta enero de 2015 las monografías en italiano sobre Rol resultan ser 25. Cronológicamente, la primera fue publicada en 1986, "Rol l’incredibile" del periodista Renzo Allegri, no autorizada por Rol y la única publicada en vida.


 

  • 29) ¿Cuáles son los libros más fiables e interesantes sobre él?

    Además del ya citado "Io sono la grondaia" (Yo soy el canalón), la biografía más seria y completa es "Gustavo Rol. Una vita di prodigi" (Gustavo Rol. Una vida de prodigios), de Remo Lugli (Ed. Mediterranee, 1995/2008). Otro libro ciertamente interesante que recoge las cartas autógrafas de Rol es "La Coscienza Sublime" (La conciencia sublime), coordinado por Maria Luisa Giordano (Ed. L'Età dell'Acquario, 2006), así como el testimonio de Giorgio di Simone, "Oltre l'umano" (Más allá de lo humano). Gustavo Adolfo Rol (Ed. Reverdito, 2009). Para comenzar un análisis a todo campo, se pueden ver los dos ensayos de Franco Rol, "Il simbolismo di Rol" (El simbolismo de Rol) (2008/2012) y "L'Uomo dell'impossibile" (El hombre del imposible) (2012). Para más información visite la página:
    http://gustavorol.org/index.php/bibliografia


 

  • 30) ¿Rol es famoso sólo en Italia o también en el extranjero?

    Por ahora Rol es conocido de forma masiva solamente en Italia, pues la mayor parte del material biográfico sobre él sólo ha sido publicado después de su muerte, en los últimos 20 años, y únicamente en italiano. Franco Rol, en el curso de 2013 publicó sus dos primeros ensayos biográficos en otros idiomas, traducciones de "L’Uomo dell’Impossibile" en inglés (The Unbelievable Gustavo Rol) y en español (El extraordinario Gustavo Rol). En 2014 publicó la versión en francés (Un être exceptionnel. Gustavo Adolfo Rol) y la segunda edición en inglés (The Unbelievable Gustavo Adolfo Rol). Para el año 2015 también está prevista una versión en portugués.


 

  • 31) ¿Rol tuvo hijos? ¿Quiénes son los parientes más cercanos de Gustavo Adolfo Rol?

    No, no tuvo hijos y los motivos no son del todo claros. Algunas personas dicen que su mujer Elna no podía tener hijos, otros dicen que él era quien tenía este problema, y también hay quienes dicen que no los quería para poderse dedicar totalmente al prójimo. Los parientes más cercanos de Gustavo A. Rol son los nietos (22) del hermano Carlo (1897-1978), quien emigró a Argentina en los años 20 donde tuvo cuatro hijos: Maria (1924-1979), Umberta (1926-2011), Vittorio (1929-) y Maurizio (1934-2004). Además del hermano Carlo, Gustavo A. Rol tuvo dos hermanas que se quedaron en Italia, Giustina (1900-1970) y Maria (1914-1996), ninguna de las cuales tuvo hijos. Más lejos en su árbol genealógico estaba el primo de quinto grado Franco Rol (1908-1977), a quien sin embargo Gustavo consideraba como un hermano. El nieto de este último, su homónimo Franco Rol, es el autor de estas páginas.


 

  • 32) ¿Alguna vez existió alguien con las mismas posibilidades que Rol? ¿Y hoy existe?

    Sí, existió, pues Rol pertenece a una tradición espiritual antigua que nunca se ha extinguido. Sin embargo, se puede afirmar que en Occidente era desde los tiempos de Jesús que no nacía un Maestro de la envergadura de Rol, mientras que en Oriente los maestros como él fueron más frecuentes. La originalidad de Rol, sin embargo, está en su modernidad y su aparente normalidad, así como en una serie de directivas teóricas que permiten observar por primera vez el camino espiritual desde una perspectiva eminentemente científica. Actualmente, a quien escribe no le consta que exista alguien en vida con la misma plenitud espiritual y las mismas posibilidades de Gustavo Adolfo Rol.


 

  • 33) ¿Dónde se pueden leer en la red la ideología y los principios de Gustavo Adolfo Rol?

    Principalmente en la página de Facebook dedicada a Rol.